Un pedacito de Tungasuk en la Habana

El calor está apretando fuerte, parece que la lluvia se nos anduvo corriendo este mes de mayo. Habrá que cantarle un poco, recordarle cuanto la necesitamos y extañamos, quizá así este mes de Junio que está empezando pueda alegrarnos y refrescar nuestras tardes con más frecuencia.

Aun así, hemos sido dichosos de estar, hasta la fecha, cosechando lo que sembramos desde finales del año pasado e inicios de este 2016.

Y todavía más afortunados de tener para compartir un poco de la abundancia de estas cosechas sobrevivientes (al cambio climático, sequía, fenómeno del niño como quieran llamarle) con amigos, conocidos, familia y personas que nos han visitado en estas semanas pasadas.

Entre estos, nuestros amigos de Cubalibro que siempre nos abren sus puertas para ofrecer a sus visitantes y vecinos del Vedado un pedacito de Tungasuk.

image

Gracias por permitirnos compartir un poco de los frutos de este pedacito de tierra caribeña.

image

Advertisements

2 thoughts on “Un pedacito de Tungasuk en la Habana

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s